• Facebook
  • Twitter
  • Ivoox
  • Radio Online
  • App Radio 90 para iPhone
  • App Radio 9O para Android

El comportamiento electoral motillano en las elecciones municipales

Abr 28 Escrito por 

Artículo de opinión de Ignacio Casillas, estudiante de Ciencias Políticas.

Como todos sabéis, el próximo domingo 30 de Abril tendrá lugar el “intercambio de alcaldes” pactado por Izquierda Unida y el Partido Socialista de Motilla del Palancar tras las elecciones municipales de 2015. En este momento de “impass”  de la legislatura me ha parecido una buena idea escribir este artículo que tiene poco de político y sí algo más de “politológico”.

El objetivo que me planteo es intentar explicar cómo ha cambiado el comportamiento electoral en Motilla del Palancar en los últimos años (desde 2007 hasta 2015) y qué consecuencias ha tenido en los gabinetes que se han ido formando.

En el gráfico 1 podemos observar las variaciones en los porcentajes de voto de los tres partidos políticos de nuestro municipio que han conseguido obtener representación en el Ayuntamiento. Comprobamos al menos dos tendencias muy claras. El PSOE ha ido reduciendo desde 2007 hasta 2015 su porcentaje de voto mientras que Izquierda Unida ha mejorado sus resultados considerablemente. Por su parte, el Partido Popular ha logrado ser la candidatura más votada tanto en 2011 como en 2015 perdiendo más de 8 puntos de porcentaje de voto en las últimas elecciones.

 

El debilitamiento electoral del PP y del PSOE y el crecimiento de Izquierda Unida ha re-configurado el sistema de partidos de nuestro municipio. Motilla del Palancar ha pasado de ser un sistema “bipartidista imperfecto” a ser un sistema “multipartidista moderado”. ¿Cómo podemos saberlo? Calculando el Número Efectivo de Partidos Parlamentarios.. El NEPP, es una fórmula diseñada por el politólogo italiano recientemente fallecido, Giovanni Sartori, que nos permite conocer cuantos partidos políticos tiene un sistema de partidos para poder clasificarlo. Sartori calcula esta fórmula teniendo en cuenta sólo a los partidos políticos que tienen representación parlamentaria y calculado su potencial de chantaje. Como podemos observar en el gráfico 2, Motilla ha pasado de tener un NEPP de 2,2573 a uno de 2,77. En Ciencia Política se empieza a hablar de “multipartidismo” una vez el NEPP es igual o superior o 2,5. ¿Qué quiere decir que nuestro NEPP sea 2,77? Que en Motilla tenemos dos partidos políticos muy fuertes y un tercero que está relativamente cerca de llegar a serlo (si los tres partidos fueran igual de fuertes el NEPP sería igual a 3).

¿A qué se debe”electoralmente” que Izquierda Unida haya aumentado tanto su porcentaje de voto? Una de las hipótesis que podríamos barajar es que en 2015 aumentó la participación de una manera notable, y que eso explica el crecimiento de este partido político. Sin embargo, si miramos el porcentaje de “abstencionistas” (gráfico 3) en Motilla en las últimas elecciones, no parece haber correlación entre la participación electoral y el ya mencionado aumento de voto de IU. De hecho, en 2015 el porcentaje de abstencionistas fue mayor que en las elecciones de 2011, 1 de cada 4 motillanos decidió no votar en la última cita electoral municipal.

 

 

 

 

 

 

 

Si el principal factor que explica el crecimiento de Izquierda Unida no es la participación de “nuevos electores”, ¿qué otras hipótesis podemos barajar? Tal vez, que votantes del Partido Popular y del Partido Socialista en las anteriores elecciones hubieran decidido cambiar su voto para apostar por la formación de izquierdas. Esta hipótesis tiene algo más de sentido, y lo vamos a comprobar en el gráfico 4. Teniendo en cuenta los resultados electorales de 2007, 2011 y 2015 he calculado la correlación entre la pérdida y el aumento de apoyos de los tres partidos políticos en estas tres últimas elecciones. ¿Qué podemos saber con esto? La rivalidad que existe entre PP, PSOE e Izquierda Unida. Si la rivalidad entre dos partidos es alta, significa que están disputando muchos votos entre ellos. Si bien, el porcentaje de error de los datos es demasiado elevado y no nos permite obtener conclusiones significativas “científicamente hablando”, sí nos dibujan algunas variables que pueden explicar el comportamiento electoral. La rivalidad entre PSOE e IU y PSOE y PP es alta. Lo cual supone una fortaleza y al mismo tiempo una debilidad para el PSOE. Se trata de un partido político con un votante “transversal” al que puede llegar tanto por la izquierda como por la derecha, pero sin embargo, eso significa también que su votante no es un votante sólido y que tanto PP como IU pueden “arañarle” un buen número de apoyos. El cálculo nos permite observar también que entre PP e Izquierda Unida apenas existe correlación. Es decir, que el PP suba no tiene por qué decir que Izquierda Unida baje (o viceversa) mientras que si el PSOE pierde apoyos hay una probabilidad más alta de que a PP y a Izquierda Unida les vaya mejor.

Mi opinión (muy intuitiva pero basada en los datos) es que Izquierda Unida creció electoralmente “ a costa” del PSOE  (ya que la “rivalidad” entre ambos es muy alta) y que el PSOE logró mantenerse “robando” algunos votos al PP. Es decir, en 2015 hubo dos trasvases de votos principalmente. El mayor, votantes del PSOE que decidieron apostar por Izquierda Unida, y el menor, votantes del PP que esta vez optaron por el PSOE.

Por último, quiero mencionar un dato que deberán tener en cuenta partidos políticos y ciudadanos en las próximas elecciones municipales. Una vez cerradas las urnas, pudimos observar como Izquierda Unida volvía a mostrar una queja tradicional en su argumentario “La ley electoral nos perjudica gravemente”. Para comprobar si esto es cierto, he calculado la tasa de proporcionalidad restando al porcentaje de votos el porcentaje de “escaños” (concejales) que tiene cada partido político. Efectivamente, y como podemos observar en el gráfico 5, Izquierda Unida fue el partido político más perjudicado de Motilla del Palancar en las últimas elecciones por la fórmula D’Hont mientras que el Partido Popular fue el más beneficiado. Al PSOE le benefició un 1,68% y esto nos lleva al dato del que hablaba al principio de éste párrafo. Si al PSOE le benefició esta fórmula  con un 29% de los votos y a Izquierda Unida le perjudicó con un 27,33%  podemos deducir que la fórmula “deja de perjudicar con desproporcionalidad” a los partidos que superan el 28/29% de los votos. IU y PSOE están bordeando este límite. Lo cual nos lleva a pensar que por muy poquitos apoyos que ganen o pierdan en las próximas elecciones, la representación medida en número de concejales puede variar considerablemente. Eso sí, la tasa de desproporcionalidad de Motilla del Palancar es bastante baja, tan sólo algo más de un 11% de los votos en 2015 estuvieron “mal representados”.

Espero haber contribuido al conocimiento sobre “cómo votamos los motillanos y motillanas” y que este artículo haya sido de vuestro interés.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado como Motilla del Palancar   
Publicado en Opinión

Entrevistas Radio 90

 

 
InicioOpiniónEl comportamiento electoral motillano en las elecciones municipales Volver arriba