• Facebook
  • Twitter
  • Ivoox
  • Radio Online
  • App Radio 90 para iPhone
  • App Radio 9O para Android

Mestizaje primarias y la verdad

Mar 23 Escrito por 

Artículo de opinión de Ignacio Casillas, Secretario General de Juventudes Socialistas de Motilla del Palancar. 

Aquello que denominábamos verdad se ha ido convirtiendo cada vez en un espacio más complejo, más dinámico, pero sobre todo, más compartido. Hubo un tiempo en el que parecía que la interpretación de la realidad era poco más que una disputa entre dos visiones de un país. Hoy, las certezas de nuestros padres se derrumban dejando paso a un nuevo eco de diferentes voces que discuten, se mezclan y se distorsionan pero que forman un “todo” del que extraemos nuestras propias opiniones.

Hay algo de todo esto en el ambiente de un viejo partido al que le toca elegir liderazgo para una nueva época en la que se juega ser clave. Decía Tony Judt que ya había llegado el momento de detenernos para decidir de una vez en qué mundo queríamos vivir. Efectivamente, algo se detuvo en el socialismo español el pasado 1 de Octubre en Ferraz, cabe repensar si dicha pausa en el tiempo, respondía al intento de contestar a la pregunta “¿Qué queremos ser de mayores?”. No obstante, da la sensación de que aquel día el PSOE no resolvió las cuestiones nucleares de su proyecto colectivo sino que más bien sembró nuevos interrogantes que hoy todavía sigue sin responder.

Hay quien dice que desde aquel día se abrió en el seno de un partido histórico una vieja fractura muy común en los partidos de izquierdas: A un lado, el pragmatismo racional e ilustrado que encontraba una justificación teórica para evitar las terceras elecciones, al otro, las esencias de un socialismo puro que renegaba de cualquier tipo de acuerdo con el partido que había ganado las elecciones. Otros, sin embargo, pensábamos que esa división existía ya desde hacía algún tiempo, que tenía mucho que ver con “La crisis de la representación” que tan brillantemente había relatado Ignacio Urquizu y que la socialdemocracia española no era muy diferente a la francesa o la británica que también había sufrido la misma fractura en términos similares.

Javier Fernandez decía “Los ciudadanos no nos quieren si no es con un nuevo derecho que ofrecerles” en el Comité Federal posterior a la dimisión de quien había llevado las riendas del partido hasta entonces. Se ha producido en los últimos tiempos la paradoja de que algunos elementos que a primera vista eran percibidos como garantías de nuevos derechos se han convertido en el instrumento para limitarlos. Las mismas redes sociales que nos permitían mostrar al mundo nuestras interpretaciones de la realidad son hoy limitadas por el acoso (en muchos casos) de quienes nos niegan ese derecho. Las primarias, que eran invocadas como símbolo de empoderamiento de la militancia de los partidos políticos son hoy cuestionadas por el “mal ejercicio” del derecho a voto de algunos de sus militantes.

Quienes nos afiliamos al PSOE lo hicimos sabiendo que nos estábamos metiendo en un lugar alejado de las verdades absolutas, mestizo, contradictorio y susceptible de ser reformado para dar respuesta a las mismas preguntas en diferentes épocas. Aceptábamos el capitalismo como único modelo posible pero sin renunciar a la intervención del Estado y a su regulación. Reconocíamos el derecho a la propiedad de los trabajadores a tener una casa, pero no el de un empresario a poseer a un trabajador.

Me pregunto si en estas primarias cabrán interpretaciones mestizas del momento que estamos viviendo. Un tiempo en el que nadie tiene toda la razón pero casi todo el mundo dice tenerla. Hay quienes se presentan a este proceso en nombre de la verdad. Estaría bien saber si, una vez termine todo, serán capaces de admitir que la verdad se ha ido convirtiendo cada vez en un espacio más complejo, más dinámico, pero sobre todo, más compartido. 

Etiquetado como Motilla del Palancar   
Publicado en Opinión

Entrevistas Radio 90

 

 
InicioOpiniónMestizaje primarias y la verdad Volver arriba