• Facebook
  • Twitter
  • Ivoox
  • Radio Online
  • App Radio 90 para iPhone
  • App Radio 9O para Android

Confunde a un joven ebrio con su hijo y le acoge en su casa

Nov 06 Escrito por 

Juliet Jarvis, una mujer británica de 49 años de edad, se despertó la madrugada de Halloween al escuchar llegar a casa a quien creyó que era su hijo, Stewart Kinsey. Sin embargo, cuando amaneció, se dio cuenta de que había acogido en su casa a un extraño.

Marc Campfield, de 29 años de edad, se metió en la casa de Jarvis en Bordon (Inglaterra) después de que le expulsaran de una fiesta de disfraces. El joven, que llegó en estado de embriaguez, no recuerda cómo acabó allí, pero la propietaria del inmueble ha explicado lo que ha terminado siendo una divertida anécdota.

“Le encontré en el piso de arriba, cubierto con un edredón a las cuatro y media de la mañana”, ha dicho Jarvis, sobre el joven, que apareció con la mitad de su rostro pintado de carabela. La mujer, pensando que se trataba de su hijo, le dio una almohada.

El joven le agradeció el gesto, según ha contado la mujer. “Me dio las gracias y pensé que Stewart no era tan educado”, pero “se parecía lo suficiente a mi hijo como para confundirle”.

No fue hasta por la mañana cuando todos se dieron cuenta de lo que había ocurrido. El marido de Jarvis le vio desnudo en su casa y alertó de que no se trataba de su hijo. Ante esto, el joven se defendió de las acusaciones espetando que era amigo suyo. Sin embargo, el matrimonio le hizo una foto y Stewart lo desmintió. Fue entonces cuando le preguntaron si había bebido, algo que Campfield no tuvo más remedio que reconocer.

En ese momento, todos se lo tomaron con humor e incluso dieron a Campfield una camiseta y un pantalón para volver a su casa. "No podría haberme topado con la casa de otras dos personas más encantadoras. Fueron tan comprensivos", ha dicho el joven al diario británico The Sun.

Publicado en Hoy por Hoy

 

 
Inicio Volver arriba